DISCURSO DE LOS PP.TA. CON MOTIVO DEL 8º ANIVERSARIO DE LA TOMA DE LA RESIDENCIA DEL EMBAJADOR JAPONES EN LIMA , EL 17 DE DICIEMBRE DE 1996.

Querida familia y amistades, compañeras y compañeros.

Haciendo un breve resumen del año, vemos como ha transcurrido un año más por la lucha y la libertad, por la defensa y el avance de los derechos de los luchadores sociales encarcelados.

En este año, un promedio de 30 compañeras y compañeros lograron recuperar la libertad, ya sea por cumplimiento de condena, por libertad condicional o por resultados favorables en sus juicios, donde luego de muchos años de reclusión han sido absueltos o han obtenido la pena compurgada, que es una forma encubierta de reconocer por parte del estado, que muchos de ellos estaban prisioneros en forma arbitraria, ilegal, y era una clara injusticia.

Y, para este próximo año se mantiene la tendencia a la libertad de muchos hermanos y hermanas, quienes irán a engrosar con su experiencia y consecuencia las luchas cotidianas de nuestro querido pueblo.

En este contexto, se inicia el megajuicio a los compañeros acusados de ser los máximos dirigentes del MRTA, encabezadas por nuestro Comandante General compañero Víctor Polay Campos.

Este mega proceso, permitirá  a nuestros compañeros hacer conocer, en la medida de lo posible, los antecedentes históricos de nuestra lucha; exponer como es que el MRTA insurge, continuando la larga lucha de nuestro pueblo por su liberación nacional, social y cultural; explicando como el MRTA recoge lo mas puro de la tradición guerrillera latinoamericana y el ejemplo del comandante CHE Guevara.
 
Nosotros, nos vimos en la necesidad de empuñar las armas y participar del conflicto interno en forma plena y conciente, como única forma de resolver la situación de explotación y atraso, de hambre y miseria, que vive la enorme mayoría de nuestro pueblo. Planteamos la humanización de la guerra, el respeto de los convenios internacionales que regulan el desarrollo de los conflictos internos, no involucrar a la población civil, respetar al prisionero, y al herido auxiliarlo. Fuimos uniformados y en claro orden combativo a enfrentar a los guardianes de los poderosos, de este orden social injusto e inhumano, a sus fuerzas armadas. Planteamos, en diferentes oportunidades, el diàlogo nacional para buscar soluciones a los problemas reales y urgentes del paìs.

Pero, más pudo y se impuso la logica de la guerra sucia de la burguesia y sus partidos tradicionales, que avanzo y nos sumergió en la negra noche del shogunato cleptocráta, dictadura fujimontesinista de asesinos, corruptos, ladrones y vendepatrias.

Gravísimo, fue también el rol jugado por PCP-SL, quienes atentaron contra las organizaciones del pueblo, cometieron todo tipo de errores y atrocidades, terrorismo neto, y alejaron al pueblo del camino de la revolución.
Miles y miles de peruanos y peruanas, fueron asesinados, muchos de ellos desaparecidos o enterrados en fosas comunes clandestinas. El Informe de la CVR (Comisión de la verdad), nos acerca bastante a la realidad del conflicto, saltan a la vista las diferencias con otros actores del proceso y, nuestra responsabilidad, con nuestros errores y limitaciones, es asumida claramente. También, y lo decimos con mucha firmeza, asumimos la responsabilidad histórica de haber llevado adelante nuestro proyecto revolucionario y propuesta de transformación al país.

Todo el esfuerzo y sacrificio que nuestro partido realizó, hace y hará, solo buscar un fin último, esto es la emancipación de nuestro querido pueblo...  Hemos entregado nuestras vidas y nuestra libertad por esta causa, y hoy luego de muchos años nuestros dirigentes podrán dirigirse al Perú y al mundo en este megajuicio. Ellos pueden hablar y seguir con la frente muy en alto al decir su verdad, nuestra verdad. Ninguno de nuestros compañeros claudicó ni renegó de nuestros ideales ni sueños de un mundo mejor como si lo hicierón otros, que se rindierón y capitularón vergonzosamente abriendo sus brazos al enemigo burgués dictatorial.

Hoy, después de tanto tiempo, vemos a nuestros compañeros Vìctor, Miguel y Peter, golpeados por los largos años de aislamiento y salvaje represión, pero podemos distinguir con claridad sus miradas limpias y transparentes, y sobre todo ese brillo de optimismo y tenacidad que todos los revolucionarios tienen en sus ojos.

Ese mismo brillo y convicción revolucionaria recordamos hoy, querida familia, al conmemorar un aniversario de la toma de la residencia del embajador japones por el MRTA. Ocho años han transcurrido ya de aquella gesta heroica que remecio al Perù y el mundo. El ejemplo que nos dejaròn nuestros queridos y queridas compañeras, heroes del pueblo y la revolución, quienes ofrendarón su vida por nuestra libertad, no ha hecho mas que reafirmar nuestro compromiso de luchar por una sociedad mas justa y solidaria, màs humana, a fin de cuentas.

Nuestro querido y siempre presente Comandante Nestor Serpa Cartolini y hermanos caìdos en la residencia, con su entrega generosa y humanismo revolucionario consecuente, no tan solo mostraròn al mundo la realidad de las carceles del Perù sino que demostraròn que la dictadura no erà infalible, que no erà invencible, que podía ser golpeada contundentemente. En las semanas y meses posteriores, esta acción alentaría al movimiento popular agudizando las contradicciones del modelo político fujimorista, provocando el pueblo, en definitiva la huída vergonzante del dictador japones.

Toledo, reencarnaría la aspiración popular del justo cambio, de la promesa a cumplir. Hoy, lo vemos convertido, públicamente, en lo que siempre fue un farsante y desolasado servidor de los poderosos y del imperio, que utilizò y utiliza hasta el dìa de hoy, su origen andino y extracción popular para engañar al pueblo, continuando la mentira histórica de las clases dominantes y burguesas.  Hoy Toledo y su gobierno continuadores del fujimorismo en todos los aspectos tratan de desviar la atención sobre los problemas de fondo de país, con un discurso retrogrado y vengativo, en lo que a los presos políticos se refiere exigiendo mayor represión y aislamiento para nuestros compañeros en la base naval del Callao y presos políticos en general. Pretende volver a las horas del fujimorismo como cavernario, cuando tenìamos que verles a ustedes, querida familia, a travès de los infames locutorios. Aún no entienden, que las medidas que tomen contra los presos políticos, por mas duras que sean, no acabaràn con las razones, con las profundas causas que nos hacen soñar y perseverar con la liberación de nuestro pueblo.

Nosotros vemos con alegrìa y optimismo como se desarrolla el movimiento popular, sus organizaciones, luchando contra este gobierno corrupto y servil al imperio. Es una lucha tenaz y de largo aliento, de lo cual no estamos alejados los luchadores  sociales encarcelados.  Aquì en estas cuatro paredes a lo largo de este año hemos podido conocer y estrechar relaciones con diferentes representantes del movimiento popular; empaparnos de su visión y propuestas sobre la realidad del paìs, haciendo conocer, también, humildemente nuestra lectura y alcances, sobre como avanzar en la reconstrucción de las organizaciones y referentes del campo popular. Mientras las condiciones nos los permitan, seguiremos en este rico proceso de intercambio y aprendizaje mutuo, haciendo cada vez mas estrecha la unidad entre luchadores sociales en libertad y luchadores sociales encarcelados, para ir permitiendo, además, que la lucha por la libertad sea asumida cada vez mas por amplios sectores del pueblo y la izquierda, y sectores progresistas.

Se abre el camino para la diferencia entre terrorismo y rebelión como un derecho constitucional, insurgencia de nuestro partido enarbola al igual que amplios sectores del pueblo.  Aprovechando al máximo los espacios que se nos brinden, reinvidicaremos el derecho a la rebelión y el rechazo al involucramiento de civiles inocentes en conflictos internos.

Querida familia y compañeros todos.  En este nuevo aniversario de la toma de la residencia del embajador japones queremos hacer mención una vez màs a los jóvenes tupacamaristas que entregaron sus vidas por nuestra libertad, jóvenes revolucionarios como aquellos que cayeron en las pampas de Molinos en Jauja Junìn; como aquellos que dierón nacimiento al ejercito popular tupacamarista (E.P.T.) en las selvas de San Martín, Cuzco, Puno, del Centro, Oriente, Norte del País en las grandes ciudades, pueblos y caserìos de nuestro Perú profundo, jóvenes obreros y campesinos, estudiantes, hombres y mujeres, queremos mencionarlos a todos, reinvidicar profundamente su entrega y sacrificios por una patria libre y socialista, por su aporte a la lucha y derrocamiento del dictador japones, por la tremenda lucha que libran hoy en las regiones del paìs, exigiendo cumplir promesas a este gobierno corrupto e inmoral, exigiendo los derechos al trabajador, educación, salud, vivienda, y una vida digna... A esos jóvenes, les decimos, que no cesen en su tenaz lucha, que persigan y persistan en un Perú nuevo, que se nutran de las luchas de todos aquellos que nos antecedieròn, que sean los continuadores de este hermoso sueño de querer construir un Perú y un mundo nuevo sin explotados ni explotadores.

¡SALUDAMOS A NUESTROS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS QUE ENFRENTAN EL MEGAPROCESO, Y CON LA FRENTE MUY EN ALTO Y LA MIRADA LIMPIA, COMO NUESTROS IDEALES, QUE EXPLICAN AL PUEBLO, AL PAÌS Y LA HISTORIA, LA PROPUESTA REVOLUCIONARIA DEL MRTA!

¡SALUDAMOS EL EJEMPLO DE ENTREGA Y HUMANISMO REVOLUCIONARIO DE NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS QUE TOMARON LA RESIDENCIA JAPONESA AQUEL 17 DE DICIEMBRE DE 1996!

¡GLORIA Y HONOR A NUESTRO QUERIDO Y SIEMPRE PRESENTE COMANDANTE NESTOR SERPA CARTOLINI Y BRAVOS JÓVENES TUPACAMARISTAS CAÌDOS!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

¡CON LAS MASAS Y LAS ARMAS, PATRIA O MUERTE VENCEREMOS!
 

Lima - Perú, penal de Canto Grande, sábado 18
y domingo 19 de diciembre del 2004.